¿Como se manifiesta la Energía Femenina?

Nuestros antepasados nos dejaron un legado cultural que a lo largo de la historia se ha querido enterrar, con la intención de perder la memoria sobre nuestro origen espiritual y nuestra esencia divina, sobre las ciencias y el puente que une al ser humano con el universo y su Dios. Para colmo, el poco conocimiento que queda de ese pasado, en su mayor parte llega a nuestros días incompleto; a sido cambiado, sincretizado, tergiversado o escondido. Todo esto con el fin, de que el ser humano vague por este mundo sin conocimiento, sin raíces, sin origen y todo lo que
esto conlleva interiormente y en nuestra sociedad, como la desunión o la desigualdad, en un mundo dominado por la ignorancia y los dogmas prohibitivos, gritando a la tolerancia, una tolerancia que muchas veces aquellos que la piden, no la quieren dar.

Una parte de este cocimiento nos habla de la Energía femenina. En las diferentes culturas se le conoce como deidad de la fertilidad y la vida. A esta Energía Femenina yo la llamo “Pachamama” y no podría ser de otra manera ya que mis raíces no solo provienen de la bella Italia tierra de mi Padre, del imperio Romano y la Iglesia Católica Apostólica Romana. Existe otro hermoso país lleno de mitos y tradiciones que se llama Perú, esta es la tierra de mi Madre, de mis antepasados del Valle de Mantaro en los Andes Peruanos, la Tierra del Imperio del Tahuantinsuyo, la Tierra de los Hijos del Sol, sus Sacerdotes Incas y sus Chamánes. Como diría mi hermana “estoy orgullosa de llevar sangre imperial en mis venas” ja ja ja :-)
La palabra Pacha determina la energía vital necesaria para existir, es la chispa de la vida que se manifiesta en el espacio, el tiempo y en todo el universo visible e invisible; Mama significa Madre. En conjunto Pachamama significa “Madre que da vida” y representa lo que conocemos como energía femenina o Yin y no es el planeta tierra. La Tierra o Madre tierra es un planeta, un ser cósmico, es parte de ese universo por el cual la energía femenina de vida “Pachamama” fluye, dándole también vida. Madre tierra como planeta que nos cobija, es capaz de influenciar nos y comunicarse con nosotros a nivel colectivo e individual, inconsciente, psíquica y energeticamente.

Los Espíritus me mostraron y enseñaron, que la tierra es un ser vivo. Nuestro Planeta siente y posee una conciencia cósmica, esta conciencia cósmica permite que la Tierra se funda con la totalidad del universo, con la Pachamama y con nuestro espíritu. Como ser cósmico, la tierra nos engendra, nos da alimento, nos da cobijo, nos enseña a través de la naturaleza y los animales. Respetar, honrar y agradecer a Madre Tierra a través de sus ceremonias y ritos son necesarios porque solo así, continuara a fluir en todo el planeta su energía y la de la Pachamama.. Por ende también fluirá en nosotros y en nuestro espíritu.
En las ceremonias dedicadas a la Pachamama, se le ofrenda a través de Madre Tierra que es, el nexo de unión entre nosotros y la conciencia cósmica de vida. El chaman oficiante, realiza las ceremonias con ritos ancestrales, cantos y sonidos de tambores, maracas y otros instrumentos según las propias costumbres. Madre tierra a través de los ritos y ceremoniales que se celebran hará posible que nuestro Espíritu pueda trascender hacia una nueva conciencia cósmica; una conciencia libre, capaz de transformarse a si mismos y el propio entorno.
En las diferentes ceremonias rituales según cada tradición, se manifiestan los Espíritus del Reino de la naturaleza, nuestros antepasados; el espíritu de Madre Tierra, de la Pachamama, del Cosmos y de los Maestros Chamánes desencarnados, nuestros Sabios, Guerreros y Sanadores. Guardianes de esta tierra y de todo lo que en ella habita; Conocedores de los confines de esta realidad y los secretos de los espíritus del cielo y de la tierra que influyen en nuestras vidas y en el planeta. El chaman que realiza la ceremonia se convierte en un puente o nexo entre los espíritus y este mundo, en una Celebración ritual llena de magia, cantos, música y movimientos en la cual finalmente recibimos la bendición de Madre Tierra, la Pachamama y los Espíritus de nuestros antepasados para así vivir despiertos, prósperos, uniéndonos todos los espíritus, mas allá de la materia, del tiempo y el espacio poder vivir así en armonía, en un ciclo universal sin fin.
Autora:
Isabella De Moon 

También puede interesarte